Día Mundial de la Tuberculosis: una enfermedad que sigue presente en la población

Cada 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis con el objetivo de concientizar sobre las consecuencias de esta enfermedad.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, se estima que cerca de cuatro mil personas mueren de tuberculosis diariamente en el mundo, una enfermedad altamente infecciosa, pero que es prevenible y curable.

Conversamos con el epidemiólogo de nuestro hospital, el Dr. Salomé Castillo, para conocer más sobre esta enfermedad y sus signos de alerta.

¿Qué es la Tuberculosis?

“La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, que afecta principalmente los pulmones. Esta es producida por el microorganismo denominado Bacilo de Koch y se contagia de persona a persona a través de pequeñas gotitas diseminadas en el aire por personas enfermas al toser, estornudar o incluso hablar.

El bacilo puede permanecer inactivo durante años en el cuerpo de una persona, quien no presenta síntomas y no es contagiosa. Pero existe también la tuberculosis activa, infección que se manifiesta a través de diferentes síntomas respiratorios y es altamente transmisible”.

¿Cuáles son los síntomas de la Tuberculosis?

“Los síntomas de la tuberculosis activa incluyen: Tos con flema por más de dos semanas, dolor al respirar o toser, pérdida de apetito y peso, fiebre, sudoraciones nocturnas, fatiga y escalofríos”.

¿Por qué es importante la pesquisa oportuna de la enfermedad?

“El diagnóstico precoz de la enfermedad permite cortar la cadena de transmisión en función de evitar su propagación. Y por otra parte brindar un tratamiento oportuno a la persona que padece la tuberculosis con la intención de curarlo”.

¿Cómo se diagnostica la tuberculosis?

 “Si el paciente presenta síntomas asociados a tuberculosis, es importante que se acerque al centro de salud más cercano. En este caso el médico realizará una exploración física e indicará los exámenes correspondientes”.

¿Qué medidas de prevención podemos tomar?

“Actualmente el uso de la mascarilla producto del Covid-19 es una medida que también nos protege del contagio de Tuberculosis. También es muy importante la vacunación de todos los recién nacidos, que si bien no evita contraer la enfermedad, disminuye las graves consecuencias de la misma, especialmente en niños”.

La tuberculosis es una enfermedad que sigue presente en nuestra población y con una frecuencia de contagio muy alta,  por esta razón la importancia de su detección oportuna y manejo adecuado para disminuir sus consecuencias.